PARAÍSO ENTRE LÁGRIMAS

Lo único que mis ojos podían distinguir era una luz circular que titilaba sin parar… La observé por un tiempo indefinido, ya que no tenía registro de los minutos que corrían… Esa pequeña fluorescencia, con el número 194 inscripto en ella, me generaba intriga, quería saber dónde me encontraba, qué significaba éso tan insignificante, que tanto significado parecía tener para mí… Seguí observándola por un tiempo no muy largo, hasta que se encendió una luz, tan fuerte, que me dejaba ver menos que la oscuridad previa… Ya todo había desaparecido… Intenté recobrar mis sentidos, pero fue en vano, así que decidí esperar; algo que, últimamente, no me estaba costando demasiado, sino que, por el contrario, me generaba placer… Sabía que en algún momento iba a recuperar la visibilidad y mi intriga se iba a convertir en felicidad… Más rápido de lo que creí, la luz se atenuó y pude ver que el número que me acompañaba había cambiado; me encontraba sola, en un cubo metálico, rodeada de un minúsculo e indefinidamente significante número 29…  Y la intriga se convirtió, como preví, en paz e inspiración… No quería que el cubo siga moviéndose, quería quedarme allí, quería abrir esa puerta cuanto antes, porque sabía que estaba en el lugar indicado… Sólo faltaba encontrar la puerta de salida… Supuse que, en algo tan chico y vacío, la puerta no iba a ser difícil de hallar; pero, por el contrario, no podía encontrarla por ningún lugar… Hasta que me di cuenta que no podía verlo por la cercanía a mi vista… Como esas cuatro paredes me recordaban a un ascensor, empecé a buscar el botón de apertura… Luego de varios minutos de búsqueda, y cuando ya creía que mi inteligencia estaba fallando notablemente, vi un agujero muy pequeño entre mis pies… La única opción que vi, fue espiar, y así lo hice… El cubo se disolvió y caí en una paradisíaca playa, cuya arena me acolchonó y cuyo mar me refugió del calor, que quería sofocarme…

_DSC0355

_DSC0502

_DSC0513

_DSC0395

_DSC0378

_DSC0520

Puerto Galera

Sin dudas, me hubiese quedado disfrutando de ese sitio por mucho tiempo, pero sabía que en ese lugar, llamado Filipinas, aún quedaban 7000 agujeritos más por espiar; y, aunque no pudiera ver a través de todos, me conformaba con investigar cuanto me fuese posible… Por comodidad y estructura mental, empecé por el primero, el cual me llevó hacia Manila, la capital del país… Me llevó a un lugar que, a mi entender, poco tenía que ver con el paraíso previo… Me encontraba en una enorme ciudad hecha puramente de cemento, rodeada de gente rica, pero pobre; y de gente pobre, intentando luchar contra su realidad… Me encontraba en una ciudad en la que unos pocos extraños, buscando algo de amor, intentaban aprovecharse de la triste realidad de un país, que creían inferior al suyo, saliendo victoriosos… Una ciudad que dormía de día y vivía de noche… Una ciudad en la que sólo era posible sentirse parte de ella, si tus intereses se basaban en la compra indiscriminada de objetos de carne y hueso…

_DSC0592

_DSC0594

_DSC0608

Manila – Capital de Filipinas

Vi cosas que me hubiese gustado no ver, y estuve cara a cara con una realidad que sólo logró entristecerme… Sabía que el cambio estaba mucho más allá de lo que mis sentidos eran capaces de lidiar, así que decidí alejarme de esa jaula nocturna, con la esperanza de que, en unos años, si tengo la oportunidad de regresar, mi opinión cambie notablemente…

El mar volvió a refugiarme y la arena a acolchonarme… Mis días pasaron, y, al partir, me propuse que, de ahora en más, no dejaría ningún agujero por espiar; ya que puede que, al hacerlo, te traslades a lugares deseados, o aparezcan en el lugar opuesto, pero si no osamos ver tras cada agujero, estamos yendo en contra de la vida… Porque la vida se trata, ni más ni menos que de éso… De buscar esos pequeños agujeros, esforzándonos al máximo, para que una vez que logremos encontrarlos, podamos mirar a través de ellos, saliendo de ése cubo metálico que nada tiene de mágico ni de sorprendente…

_DSC0542

“IMPOSIBLE” ES SÓLO UNA PALABRA QUE USAN LOS HOMBRES DÉBILES PARA VIVIR FÁCILMENTE EN EL MUNDO QUE SE LES DIO, SIN ATREVERSE A EXPLORAR EL PODER QUE TIENEN PARA CAMBIARLO.

“IMPOSIBLE” NO ES UN HECHO, ES UNA OPINIÓN.

“IMPOSIBLE” NO ES UNA DECLARACIÓN, ES UN RETO.

“IMPOSIBLE” ES POTENCIAL.

“IMPOSIBLE” ES TEMPORAL.

“IMPOSIBLE” NO ES NADA…

MUHAMMAD ALÍ.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s