CIUDAD EN PAZ

Como ya conté en “SALIENDO DEL CASCARÓN”, un 16 de Junio de 2014, aterricé en el lejano continente, casi sin darme cuenta… Tenía la información básica sobre el lugar ya que la rapidez de la decisión no me dio mucho tiempo de estudio… Los primeros días consistieron en dejarme llevar… Al principio, no quería ni pensar dónde estaba, ya que pensaba todo el tiempo en la lejanía, la cual se fue evaporando con el pasar de los días… Algo que me ayudó mucho fue pensar que, Australia, no estaba situada en el otro rincón del continente, sino que, por el contrario, se encontraba en el medio del mapamundi (imagen que me hicieron visual, los miles de mapas que se encuentran distribuídos por la ciudad, con este formato)… Y fue ahí donde decidí cambiar mi pensamiento argentino… Fue ahí donde decidí pensar que no estaba tan lejos de casa, sino que me encontraba a mitad de camino… Ésto, hizo que mis días de adaptación dejaran de ser en el lejano continente, para empezar a gestarse en “el continente del medio”…

54b51d1272139e19538b45a6

Una vez aliviadas las cuestiones territoriales, decidí pasar al siguiente escalón… Había mucho por recorrer y mucho por descubrir… No dejaba de invadirme esa ansiedad, típica de cualquier persona que pisa tierra nueva… Así que pedimos un par de indicaciones y nos dejamos llevar hacia el mundo de lo desconocido… Nuestro primer objetivo fue el “Luna Park”… Estábamos situados a 10 minutos, pero entre los rincones, que nos invitaban a descubrirlos, y la desorientación, nos llevó algo de 1 hora de recorrido… Nos perdimos entre callecitas que te remontaban a siglos pasados… Callecitas que habían sido apenas retocadas desde la fundación de esta mágica ciudad… Puede que sea repetitiva con esto de remontarme a viejas épocas, pero es mi juego favorito… Desde chica que soy “chapada a la antigua”, desde chica que deseo haber nacido en otras épocas, desde chica que me reconozco más con una muñeca que con los robots; por éso, poder caminar por lugares que me hagan sentir de esos tiempos, es como jugar, por un rato, a la felicidad de que estoy viviendo en ese lapso maravilloso de épocas pasadas… En fin, luego de jugar un rato entre calles coloniales, logramos divisar al maléfico payaso, a una cuadra de distancia… Como dos locos solitarios, en medio de una parte de la ciudad, que se encontraba desierta debido al frío, corrimos al descubrimiento… Nos vimos contemplando ese payaso por varios minutos, intentado encontrar la magia dentro de él… Estaba cerrado y parecía abandonado, por lo que tuvimos que poner en práctica nuestra imaginación para poder divertirnos dentro del parque (Obvio que lo hicimos de pura ansiedad, porque meses después estábamos siendo una pieza más de todas las que se movían dentro de ése colorido y divertido tablero)… Luego de varios minutos de contemplación, pudimos volver nuestra mente en sí y desvíar la mirada hacia otro lugar… Lugar que nos llevó a una calmada playa… De repente, como si un tornado me hubiese dejado despojada de todo, mi mente se abstrajo de todo tipo de pensamiento y mi cuerpo de todo tipo de sentimiento… Todo mi ser se abstrajo de sí mismo y lo único que hizo, por largas horas, fue… Estar… Estar ahí… Era el mar más calmo que mis ojos habían visto, hasta ese momento… Todo lo que se respiraba era paz, y todo lo que se veía a nuestro alrededor era un magnífico mar, que nos regalaba un pequeño ruido de olitas rompiendo suavemente en la orilla; y algunas pocas personas con sus mascotas o paseando a sus bebés o corriendo sobre una rambla perfectamente diseñada para que todos pudiéramos refugiarnos en ese paradisíaco lugar… Fue ese exacto momento donde me dije a mi misma que me había enamorado de esa ciudad, a segunda vista…

_DSC0414

Típicas casas de Melbourne

_DSC0310

Luna Park

_DSC0679

_DSC0317

St. Kilda Beach

Los días pasaban y, cada uno de ellos, estaba repleto de arte, diseño, tranquilidad, moda, buena comida y ricos aromas, que despertaban nuestros sentidos… ¿Cómo no enamorarse de una ciudad así? Una ciudad cuyos parques abundan en cada rincón, lo que te permite abstraerte de tus problemas y mantenerte en contacto con la naturaleza, aunque sea los 5 minutos que te dieron libres en el trabajo… Una ciudad cuyos habitantes tienen como lema “no worries” (frase que contestan cada vez que ven que alguien está con algún problema, por más MÍNIMO que sea)… Una ciudad invadida por cafés llenos de diseño y con el mejor café del mundo, en sus miles de variedades… Una ciudad en la que no existen llantos de bebés ni ladridos de perros (y hay millones…)… Una ciudad cuyos jefes se manejan siempre con respeto y humanidad… Una ciudad que te hace tomar sol en bikini y usar paraguas y campera de abrigo, en cuestión de horas… Una ciudad en la que sus habitantes aman practicar deportes al aire libre, conectándose con sus compañeros y amigos, o con su YO interior… Una ciudad que nada tiene que ver con aquella isla que sirvió como cárcel para traer a personas fuera del sistema… Una ciudad que, pese a tener influencias británicas fuertes, logró demostrar su autonomía… Una ciudad que nada tiene que ver con esos bichos venenosos con los que intentan asustar… Una ciudad en la que podés encontrar ruido y luces en un rincón, y paz absoluta en el siguiente… Una ciudad que, si venís como turista, por un par de días, no lográs entender…

_DSC0507

Princes Bridge en Yarra River

_DSC0610

Yarra River

_DSC0592

_DSC0721Docklands

_DSC0494

“Amamos hacer café para la ciudad que ama beberlo.”

_DSC0461

_DSC0391

Callecitas de la ciudad

_DSC0648

Brighton Beach

Una ciudad que es necesario ser recorrida de punta a punta, en la que es necesario conocer el estilo de vida de los habitantes, en la que es necesario perderse y aparecer en lugares impensados… Una ciudad en la que es fácil remontarse al 1835, día de su fundación, y revivir cada minuto de esa época… Una ciudad nueva, que no para de crecer, regalándonos cada minuto de su crecimiento… Por lo que es necesario estar aquí viviendo cada minuto del mismo, sin perderse ningún detalle… Así, una vez crecida, nos reconoce y nos vuelve a abrir sus brazos…

 

_DSC0658

PAZ NO ES SÓLO UNA META DISTANTE QUE BUSCAMOS,

SINO UN MEDIO POR EL CUAL LLEGAMOS A ESA META”

MARTIN LUTHER KING.

Anuncios

4 comments on “CIUDAD EN PAZ

  1. excelente descripción de la ciudad q, desde el primer día, me enamoró… Ayer partí hacia un pueblo cerca de Adelaide, pero me llevé a Melbourne y los 7 meses q la viví a pleno, en mi corazón.
    Saludos!

    Me gusta

  2. Excelente! no puedo dejar de leer tus experiencias! estoy fascinado! tengo planeado ir a Australia a fin de año y que me abra las puertas al mundo, leo esto y me volvo loco. Te mando un saludo y me alegro que te hayas encontrado! Besos

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s