TRAS EL ORO

Dicen que las emociones son pensamientos inexplicables… Por ello, cuando algo te abruma y las invade, es aún más difícil ponerlas en simples palabras… Y es justo ahí donde yace mi escasez de unidades léxicas al sentarme a escribir sobre estos dos vastos emiratos… Dubai y Abu Dhabi…

_DSC0066

Dubai Mall

Quizá fue sólo la sensación de estar, por primera vez, fuera de mi continente… Quizá fue el toparme con una nueva religión de la que no tenía idea en qué sentaba sus bases… Quizá fue mi primer encuentro con una ciudad totalmente opuesta a la mía… Quizá fue el desconocimiento típico de alguien primerizo y con poca información… Quizá fue esa primera impresión, en la que los sentimientos son imposibles de disimular… Pero estos colosales emiratos, en continuo crecimiento, me dejaron boquiabierta…

_DSC0075

Dubai Mall

Salí de mi casa; saludé a mi familia, dejándoles una partecita de mi corazón; viajé sobre el avión más grande y mejor diseñado; y, casi sin darme cuenta, mi humilde ciudad, se había transformado en algo majestuoso… No fue fácil empezar a caminar con una parte menos de corazón, un poquito menos de alma y muchísimo miedo a lo que vendría… Era como una dicotomía continua entre la ansiedad y el terror al desconcierto… Pero, en mi interior, sabía que no era momento de pensar en esa partecita que faltaba, sino que tenía que poner toda aquella que restaba, en darle la energía necesaria al resto del cuerpo… El camino por recorrer recién empezaba…

Empecé por el lado opuesto… Empecé a recorrerlo por el final… Empecé mi andar en la meca de la meca… Todo lo que encontraba a mi paso era “lo más grande”, “lo más moderno”, “lo mejor diseñado”…  Varios genios, movidos por el capitalismo de un poderoso jeque, se habían juntado para dar una vuelta alrededor del mundo, copiando lo mejor de cada partecita, para ir armando, de a poco, aquella ciudad que esta personita había solicitado… Y así, este “ejército”, con ciertos atributos, se unía, no mucho tiempo atrás, para diseñar esa casa de juguete, creada a imagen y semejanza de los sueños de un hombre (o de varios…)…

_DSC0042

Dubai Mall

¿Por dónde empezar el recorrido, cuando todo lo que aparecía en el mapa era igual de prometedor e impresionante? ¿Cómo elegir lo menos genial, para ir subiendo escalones, cuando todo era igualmente formidable?… Así fue que decidimos dejarnos llevar por el camino que Dubai quisiera mostrarnos… La primera gran impresión se la llevó algo tan simple como el metro… Era rápido, pero lo suficiente como para dejarnos contemplar cada escenario que se montaba a nuestro paso… Entre edificios color arena, mezclados con la metálica moderna, del medio en el que nos movíamos, podíamos trasladarnos fácilmente a una película de ciencia ficción… No creía que esa extraordinaria ciudad fuera real, por lo que decidí empezar a jugar el papel de un muñeco, puesto sobre ella, por el dueño de este juego, dejándome sentir sólo lo que se me fuera permitido; de esa manera, sería más fácil mantenerme al margen, involucrándome lo justo y disfrutando como un integrante más de esa ciudad de plástico…

_DSC0186

_DSC0219

Estación de metro

Pero al llegar al destino donde se encontraban todos los integrantes de este juego, no pude seguir las reglas y me dejé sorprender más de lo debido… Habíamos llegado a Dubai Mall… Habíamos llegado al shopping más grande del mundo, en el que no importaba cuanto volara tu imaginación, que nada de ello sería imposible… Todo lo que siempre podrías haber imaginado, dentro de un edificio, se encontraba ahí… Así, pasamos largos días y noches, intentando recorrer cada rinconcito de ese lugar, diseñado para que no necesitaras nada más… Comenzamos el recorrido por el sector donde se encontraban las marcas más prestigiosas del mundo; caminamos sobre alfombras que parecían pasto de primavera; vimos las vidrieras más modernas y mejor diseñadas que jamás habíamos visto; nos dejamos perder entre zocos; degustamos los mejores y más exóticos platos; olimos fragancias que sólo se podían encontrar como una parte más de esa urbe, puestas ahí a gusto del diseñador; nos encontramos, poco a poco, con su cultura, y nos arriesgamos a investigar, tanto como pudimos, sobre ella; nos asombramos con una enorme pecera que nos rodeaba en cada costado y nos cubría con un cielo estrellado, que no nos permitía reconocer el horario fuera de ella; y nos dejamos guiar hacia la mayor atracción del lugar…

_DSC0036

_DSC0057

_DSC0086

_DSC0100

_DSC0097

El Burj Khalifa… El rascacielos más alto construido por el ser humano… El mismo parecía no tener un final definido, por lo que cuando tu mirada lograba alcanzar sus 828 metros de altura, automáticamente se perdía entre el celeste cielo o pasaba a formar un punto más de esas miles de estrellas que cubrían nuestra cabeza cada noche… Pero al mirar hacia su base, era imposible seguir contemplándolo, ya que tus ojos se perdían entre el agua de una enorme fuente, que jugaba iluminándose y danzando al ritmo de música tocada por un Dios…

_DSC0035

_DSC0144

Luego de largas horas y días, decidimos abandonar ese magnífico lugar, para dejarnos sorprender por otro edificio igual de mágico y único… Al salir, nos abrumaron los 50° que pesaban sobre nosotros, por lo que corrimos en busca de un vehículo que nos transportara hacia el destino… Al llegar, volvimos a correr en busca de refugio, ya que temíamos derretirnos a cada paso… Pero esta vez, pese a estar frente a una creación hecha por el hombre, no nos encerramos, sino que, por el contrario, dejamos que nuestros pies corran hacia una masa de agua turquesa, que nos recibía con una temperatura ideal para refrescarnos, sin que nuestro cuerpo sienta el shock repentino de cambios sensoriales… Nuestros sistemas corporales entraron en un estado de relajación, imposible de describir, y nuestro cuerpo se quedó atrapado en esa masa cristalina, por largas horas, intentando calmar el excesivo calor del exterior…

_DSC0010

_DSC0006

Y, mientras nuestros cuerpos se relajaban, también contemplaban uno de los edificios más exóticos del mundo…A unos pocos metros, podíamos divisar un edificio de color blanco y celeste, que se perdía entre el cielo y el mar, quedando figurado en una simple vela puesta en escena… Una simple vela, que al acercarte, se transformaba en uno de los hoteles más exclusivos del mundo… Pero como ya habíamos contemplado mucho lujo, decidimos contemplarlo como una simple vela, para poder así alejarnos un poco de ese mundo de juguete y permitirnos volver, por un par de minutos, a la realidad… Cuando nuestro cuerpo estaba suficientemente relajado, decidimos volver a nuestra casita de paso, para poder guiar nuestros propios sentimientos, aunque sea, por un rato…

_DSC0193

_DSC0200

Al día siguiente, ya cansados del lujo y la majestuosidad, decidimos escapar del juego y perdernos en las afueras, donde ya nada era creado a imagen y semejanza de un hombre, sino que se había creado por las manos de cientos… Así, llegamos a los reales zocos… El primero, hizo perfecta alusión a esta ciudad, rodeándonos de oro en cada rincón; impresionándonos con el anillo de oro más grande del mundo y con collares tan grandes que serían imposibles de ser llevados si quiera por Gulliver… Cuando nuestros ojos se vieron lo suficientemente encandilados, dieron paso a nuestra nariz, llevándonos hacia el zoco de las especies,  donde cada una de ellas tenía mejor aroma que la anterior… Miles de comerciantes se acercaron hacia nosotros intentando vendernos cuanto tenían a su paso, preguntándonos de donde eramos, para así poder cambiar su lengua al idioma que nosotros solicitáramos… Increíblemente, estábamos en medio de uno de los 7 Emiratos Árabes, hablando con árabes, en nuestra lengua… Y no pude dejar de pensar que esta partecita también estaba retocada por el creador del juego… Así que volvimos a correr en busca de un vehículo fresco que nos depositara en nuestro mundo real…

_DSC0021

_DSC0024

_DSC0022

Al día siguiente, quisimos escapar aún más lejos… No porque no nos haya gustado lo que veíamos, sino porque estábamos abrumados de ver tanta irrealidad… Pero, sin darnos cuenta, seguíamos moviéndonos dentro de “lo más grande y mejor diseñado”… Vestida de negro y cubierta de pies a cabeza, me permitieron la entrada a este inmenso palacio blanco y puro… ANuevamente estábamos en una construcción de juguete, en la que miles de musulmanes se concentraban para rendir culto a su religión… Estábamos en un nuevo Emirato… Nos encontrábamos en medio de Abu Dhabi, en la Mezquita más pulcra que se pueda encontrar en el mundo… Estábamos en medio de una construcción terminada en 2007, que nos sorprendía en cada detalle… Por fuera, era un mix perfecto entre blanco y pureza; y su interior, era una mezcla de colores y figuras, combinadas sólo por los mejores diseñadores del mundo…

AAA

AAAA

AAAAAAAAAAAA

Era increíble cómo podía haber tantos detalles y colores dentro de una sola construcción, haciendo una combinación digna del edén…

AAAAA

AAAAAAAAA

AAAAAA

Luego de varias horas de contemplación, decidimos emprender la vuelta hacia el anterior Emirato…

En el camino, vinimos callados y pensativos… ¿Cómo era todo esto posible? Nuestros sentidos no podían ponerse de acuerdo con nuestra razón… Es como si estuviesen en constante cortocircuito… Estos emiratos nos habían generado una adicción… Queríamos huír de ese mundo irreal, pero moríamos por seguir descubriéndolo… Hasta que nos venció nuestra irracionalidad, y seguimos sus pasos, dejándonos llevar hacia otra construcción increíblemente diseñada… Estábamos en un nuevo shopping… Este nuevo descubrimiento era más chico que el primero, pero con decir que tenía una pista de ski en su interior, estoy describiendo perfectamente el tamaño de estas monstruosidades… Increíblemente, lo que más llamó mi atención no fue esa enorme pista de patinaje sobre hielo, ni esa pista de ski representada perfectamente con airosillas, nieve y montañas… Lo que más captó mis sentidos fueron los actores dentro de ese escenario… Fue presenciar ese momento donde podías ver disfrutar a esas mujeres… Fue imaginarme sus enormes sonrisas, detrás de esos velos, disfrutando de la “nieve”… Fue poder esbozar una leve sonrisa frente al machismo excesivo que se veía a cada paso… Fue poder olvidarme de éso y creer que estas mujeres, aunque sea por ese instante, podían ser realmente felices…

_DSC0221

_DSC0079

_DSC0082

El día de despedir este alucinante emirato, había llegado… Y mis sentimientos estaban aún desencontrados… Era imposible concentrar en un solo sentimiento todo lo que mis sentidos habían vivido… Así que decidí dejarlos distribuídos, y sólo pensar en lo bien que lo había pasado… Pero cuando puse el primer pie fuera de este territorio y me encontré volando rumbo al siguiente destino… Y cuando la irrealidad había vuelto a la realidad, y mis pensamientos lograron encontrarse; una lágrima rodó por mi mejilla… Mis pensamientos se habían unido, y sólo me quedaba la imagen de una ciudad de juguete, diseñada por un hombre que sólo quería brindar a su gente aquello que era imposible de conseguir… Esta ciudad no era nada más que un enorme parque de diversiones abierto a todos… Era un parque de diversiones donde no había distinción de razas… Era el único lugar en el mundo en donde ellos podían sentirse de vacaciones; unas vacaciones en donde eran sólo alguien más… Era uno de los pocos lugares donde ellos podían disfrutar de sus días de esparcimiento, sin restricción de entrada… Y es por ello, que fue necesario crear algo tan mágico e inalcanzable… Es por ello que fueron indispensables cada uno de esos atractivos… Es por ello, que me fue imposible no ponerme en el lugar de ese creador e imaginar sus sentimientos al momento de la creación… Me fue imposible no pensar en el momento en el que él decide, con una lágrima en sus ojos, diseñar el único lugar en el mundo donde toda su religión pueda concentrarse, sin prejuicios ni ataduras, para poder disfrutar de todo lo que fuese posible… Me fue imposible no ponerme en su lugar y sentir su orgullo, de poder brindarle a su gente, un sitio donde ellos puedan sentirse plenos y de vacaciones, sin nadie que les niegue la entrada o los apunte con el dedo… Me fue imposible no pensar que, detrás de todas esas riquezas, sólo había dolor y angustia, por parte de un pueblo, en el cual muchos de sus integrantes eran simples víctimas del sistema, marcados desde su nacimiento por una nacionalidad, regida por normas y reglas de las que muchos se mantenían al margen, pero de las que era casi imposible huir; por lo que no les quedaba más opción que unirse y aceptar su realidad, viviendo sus vacaciones en esa irrealidad diseñada exclusivamente para ellos… Como también me fue imposible no pensar en aquellos miles de indios, trabajando bajo un régimen muy parecido a la esclavitud, encerrados dentro de una ciudad en la que su único objetivo es trabajar tan duro, como les sea posible, para construir, a velocidades inexplicables, esa inexplicable creación… Porque lo que para nosotros es lujo; lo que para nosotros es algo increíble e inalcanzable; lo que para nosotros es una irrealidad; para algunos de estos asiáticos es una de las pocas realidades alcanzables, y para muchos otros es una cárcel que nada tiene de increíble ni inalcanzable… Y es ahí donde te das cuenta que, literalmente, no todo lo que brilla es oro…

_DSC0250

 

CUANDO CONOZCO A ALGUIEN, NO ME IMPORTA SI ES BLANCO, NEGRO, JUDÍO O MUSULMÁN.

ME BASTA CON SABER QUE ES UN SER HUMANO,

WALT WHITMAN

Anuncios

4 comments on “TRAS EL ORO

  1. El corazon comprende , dos auriculas y dos ventriculos uno de ellos se traslado junto a vos .te quiere mamá. Que todos tus sueños se hagan realidad, vas por el buen camino, no te olvides de disfrutar.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s